Es quizá el tema que tiene más ahorcado al partido más antiguo de esta país. Los priistas han estado batallando para recuperar un poco de popularidad, mientras los escándalos de la era Peña Nieto se acumulan al punto del no retorno. Ahora se reporta el asesinato del hombre clave en el caso de desvíos para campañas del PRI, Isaac Gamboa Lozano.

El famoso caso Chihuahua arrancó con la detención del secretario del partido, Alejandro Gutiérrez. Mientras la fiscalía local apuraba todo para cazar a los responsables del desvío de 250 millones de pesos, se acomodaron jueces para evitar que se avanzara en el tema. Y es que el caso toca a personajes como Luis Videgaray, Manlio Fabio Beltrones e incluso el presidente Enrique Peña Nieto. Además, y claramente, a César Duarte.

El exgobernador priista de Chihuahua se encuentra escondido en el extranjero, con una orden de aprehensión internacional girada en su contra. El dinero se habría desviado desde la Secretaría de Hacienda, pasando por el gobierno chihuahuense, luego habría ido a empresas fantasma y regresó al estado norteño, en donde se dice, fue usado para financiar varias candidaturas del PRI. Ahora uno de los artífices fue asesinado.

Sucedió en Morelos, en donde cuatro personas armadas dispararon contra Gamboa Lozano y cuatro personas más. La noticia sacude al escenario político, ya que el tema podría ser el gran avance judicial para acercar a Luis Videgaray a la justicia mexicana. Y es que Gamboa Lozano era pieza clave para entender el caso Chihuahua.

Con información de La Política Online.