Autoridades de Alemania solicitaron hoy a la población y al sector de salubridad, no “relajarse” en las medidas de prevención, pese a la baja en el número de contagios que ha reportado el país por COVID-19.

El Robert Koch-Institut (RKI) señaló este domingo que las cifras más recientes de contagios y decesos provocados por la nueva cepa de coronavirus en Alemania muestran, por tercera jornada consecutiva, tendencia a la baja.

La autoridad de salud informó este domingo que, oficialmente, en Alemania hubo cinco mil 936 nuevos contagios, contra los seis mil 82 del sábado y seis mil 174 del viernes.

Hubo 184 decesos en las últimas 24 horas, más que los 141 del sábado y los 145 del viernes. En total, la principal potencia de la zona euro reconoce mil 342 fallecidos por esta enfermedad al momento.

Las autoridades germanas han sido “claras” en señalar que no habrá relajamiento de las medidas de distanciamiento social antes del 20 de abril, e incluso han deslizado que éstas podrían extenderse más allá de esa fecha, informó la Deutsche Welle.

Incluso, la canciller federal Angela Merkel sostuvo que el incremento de casos se ha ralentizado menos de lo esperado. Asimismo, el ministro federal de Asuntos Especiales Helge Braun, dijo en entrevista con el Frankfurter Allgemeine Zeitung, que “el período con mayor cantidad de contagios aún está por venir”.

Llamó a la ciudadanía a mantener las medidas de precaución que se impusieron en el país, como mantener la distancia en las calles y no reunirse más de dos personas que no viven en el mismo hogar.