Más de 100 doctores, paramédicos, enfermeras y personal de la clínica del ISSSTE ubicada en San Fernando, exigían insumos para atender a pacientes contagiados de Covid-19 desde hace más de una semana, pero al ver que las autoridades no tomaron en cuenta su petición, este viernes decidieron cerrar la circulación vehicular de San Fernando, a la altura de Las Fuentes, colonia San Pedro Apostol, en Tlalpan.

Sin embargo, como castigo los directivos de esa institución decidieron retirarlos de sus áreas de trabajo situación que provocó la molestia de los trabajadores quienes decidieron manifestarse y cerrar las calles.

“Nosotros sólo pedimos que se nos diera lo mínimo para trabajar, pero eso creo que les molestó. No podemos seguir trabajando de esa forma, arriesgando nuestra vida y la de nuestra familia. Nos falta todo, desde un cubrebocas hasta guantes y batas para protegernos”, denunció la enfermera Martha Patricia.

Fue hasta después de la 1 de la tarde que autoridades de dicha institución de salud arribó al lugar para negociar con los manifestantes y decidieron levantar su protesta.