El gobierno mexicano exigirá al gobierno de los Estados Unidos que se entregue toda la información que tiene disponible sobre el operativo Rápido y Furioso, por el que ingresaron ilegalmente armas de aquel país a México, aseguró el presidente Andrés Manuel López Obrador,

Anunció que, si bien el hecho ocurrió en octubre de 2009, el gobierno estadunidense tiene que pedir disculpas por el operativo que permitió a carteles del crimen organizado adquirir en Estados Unidos armas que fueron usadas para delinquir en territorio mexicano.

“Que el mismo gobierno estadunidense diga si hubo o no cooperación, y si no hubo cooperación, que de todas maneras era indebida e ilegal, que el gobierno de Estados Unidos todavía está a tiempo para ofrecer una disculpa, porque era otro el presidente, pero a final de cuentas es el gobierno de Estados Unidos que tiene que explicar esta situación”, sentenció el presidente.

López Obrador presentó un mensaje publicado por el expresidente Felipe Calderón en Twitter en el que explica que el operativo se realizó sin conocimiento del gobierno mexicano.

Las armas vendidas a carteles mexicanos tenían sensores para ser localizados, sin embargo, el rastro se perdió.

“Estamos ante un tema delicadísimo porque se está reconociendo de que hubo una intromisión ilegal, violatoria de nuestra soberanía por un gobierno extranjero, en caso de que no existiera o existiese cooperación”, señaló López Obrador.

El titular del Ejecutivo aseguró que el Rápido y Furioso violó la soberanía de México y por ello es necesario exponer sus detalles.

“Un gobierno que invade de esa manera, que viola flagrantemente la soberanía, las leyes internacionales ¿y nos quedamos callados? Esto lo tenemos que ver, no solo a partir de lo que sucedió en aquel tiempo, lo tenemos que ventilar para que más se lleve a cabo una acción de este tipo”, recalcó.

El canciller, Marcelo Ebrard, afirmó que este mismo viernes se enviaría una Nota Diplomática a la Secretaría de Estado del gobierno estadounidense para solicitar información sobre el Rápido y Furioso.

“Elaborar una nota diplomática que presentaríamos hoy mismo al gobierno de los Estados Unidos para que se comparta al gobierno de México y a la opinión pública en nuestro país, el conjunto de las averiguaciones, investigaciones que en su tiempo se realizaron respecto a operativo, las conclusiones a las que se llegaron por parte de la administración para que podamos someterlo a análisis y se pueda informar tanto a las instancias legales en México como a la opinión pública”, puntualizó el secretario de Relaciones Exteriores.

Las armas que ingresaron a México en el Rápido y Furioso se usaron para asesinar a miembros de fuerzas armadas y policías mexicanos, e incluso a funcionarios de Estados Unidos.