Seis internos del desaparecido Penal del Topo Chico, que participaron en la masacre en el 2016 en la que murieron 48 reos, fueron condenados a una pena de mil 200 años cada uno de ellos.

Los sentenciados son Édgar Fabián Solís Rodríguez, Gerardo de León Alemán, José Fidencio Armendáriz Guardiola, Francisco Javier Eguía Meza, Luis Carlos Carrasco Espinoza y Juan Ángel Leal Flores. Todos ellos están acusados del delito de homicidio calificado en contra de 48 internos del mencionado centro penitenciario en los sucesos registrados la noche del 10 y madrugada del 11 de febrero del 2016.

La pena es de mil 200 años de prisión para cada uno de los sentenciados, así como un pago por reparación de daño que asciende a 369 mil 582 pesos. Cabe destacar que el 5 de junio del año pasado, el juez de primera instancia resolvió sentencia absolutoria en favor de los mencionados, sin embargo, la Fiscalía General de Justicia de Nuevo León interpuso un recurso de apelación.

La audiencia se realizó en el formato de videoconferencia por la plataforma TEAMS y en la misma participaron tres jueces uno desde oficina y dos en la sala de audiencia, un fiscal en la sala de audiencia y desde la oficina la defensa.

También participaron los ahora sentenciados, Édgar Fabián, desde un penal de Nuevo León; Gerardo desde un penal de la Ciudad de México, Francisco Javier, en uno de Durango, Luis Carlos, también en uno de Nuevo León y Juan Ángel, desde un centro penitenciario de Coahuila.