El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que el plan de reactivación económica admitirá discrepancias de las autoridades estatales o municipales, quienes dejarán a su consideración si lo adoptan o no.

“Se apuesta por la responsabilidad de los ciudadanos, garantizando las libertades para todos[…] nadie será obligado, no estoy a favor de las medidas coercitivas o autoritarias”, reiteró el mandatario.

En conferencia de prensa el presidente López Obrador expuso que si hay alguna autoridad que de acuerdo a las caracteristicas de cada región o estado decide que no va a acatar este plan no se causará controversia, pues se respetará la autonomía.

Cabe apuntar que el plan de reactivación económica y social se elaboró con el concenso de los 32 gobernadores de la República Mexicana.

Finalmente, aunque admitió que la recuperación va a llevar tiempo, el Mandatario expuso que ya se ve “la luz al final de túnel”.