Recupera Xochimilco posesión de oratorio de inmueble histórico

• Superficie de más de 145 metros cuadrados era utilizada como bodega.

La Alcaldía Xochimilco recuperó la posesión de oratorio o santocalli de la capilla del Niño de Belém, inmueble histórico ubicado en el barrio de Belém de Acampa, en el primer cuadro de la demarcación.

“La superficie de poco más de 145 metros cuadrados, estaba ocupada por particulares, quienes habían construido sanitarios adosados a los muros de la capilla y otra parte era utilizada como bodega”, mencionó el alcalde José Carlos Acosta Ruíz, quién destacó que durante su administración se han recuperado más de 20 bienes del dominio público, acción sin precedentes.

A partir de ahora, este espacio se encuentra en posesión de la Alcaldía Xochimilco, quien en coordinación con el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y los vecinos del barrio Belém, realizarán las acciones pertinentes para la completa restauración.

Acosta Ruíz, recordó que el oratorio o santocalli es una muestra del sincretismo entre la cultura indígena y española, ya que era un espacio de adoración prehispánica.

La recuperación se llevó a cabo conforme a la Ley Federal sobre monumentos y zonas arqueológicas, artísticos e históricos, por lo que se atendieron las exigencias de los habitantes de la demarcación para rescatar y preservar su patrimonio histórico y cultural. La Alcaldía de Xochimilco ejecutó la resolución dictada en el procedimiento administrativo RBDP/014/2020 y recuperó la posesión de dicho espacio.

En próximos días, la Alcaldía Xochimilco continuará con el rescate de una superficie de 325 metros cuadrados, que también forman parte del conjunto de valor histórico.

Cabe destacar, que existen indicios de que la Capilla Niño de Belém fue construida en siglo XVI. Fray Agustín de Vetancourt en su “Historia de la Provincia del Santo Evangelio de México» (1698), señaló que en Xochimilco existían 15 ermitas, entre las que se encontraba la de Belém de Acampa.

El 14 de junio de 1932, esta capilla fue declarada monumento histórico. El 5 de octubre de 1934, la capilla y el barrio que la alberga fueron contemplados dentro del polígono de la zona típica y pintoresca de la demarcación; y el 4 de diciembre de 1986, quedó comprendida dentro de la Declaratoria de zona de monumentos de Xochimilco, Tláhuac y Milpa Alta