* Se deben generar lineamientos para que su distribución no dependa únicamente de principios económicos, subrayó

El régimen de concesiones de agua debe desaparecer, ya que antepone la parte económica al equilibrio ecológico y de distribución del vital líquido, señaló el diputado federal de Morena, Julio Carranza Aréas.

Admitió que se ha complicado la discusión de la Ley Nacional de Aguas, sin embargo, consideró que deberá aprobarse un documento que permita proteger el elemento y distribuirlo adecuadamente.

“Se está debatiendo la Ley Nacional de Aguas, y de verdad que está muy complicado porque no hay agua y todos quieren y necesitan”, dijo el Diputado de Morena.

El legislador veracruzano agregó que el problema que se está generando es en buena medida por las presiones por parte de los intereses de los operadores de agua que lucran con el líquido en el país; están tratando de pasar una ley que siga con el régimen de concesiones, con lo cual yo no estoy de acuerdo, enfatizó.

En el país hay 656 cuencas hidráulicas, de las cuales 118 enfrentan un déficit del líquido y 126 están sobre explotadas, lo que se traducirá en escasez en los siguientes años.

El Legislador federal destacó que en la discusión deberá tomarse en cuenta a los sectores que finalmente son los más afectados con las concesiones, como los consejos de cuenca, los consejos indígenas y las zonas que habitualmente presentan escasez, que son los que al final sufren más por este tema.

Dentro de la nueva ley se deberá limitar muchísimo el régimen de concesiones, se debería cambiar y generar herramientas que equilibren el tema sin basarse en principios económicos, puntualizó.